jueves, 11 de noviembre de 2010

Razones

Noche cerrada; parece no existir el mundo ahí fuera.

Escucho la agonía de la muerte desde mi habitación.
Las súplicas apagadas a bocajarro se acercan cada vez más mientras yo simplemente espero mi turno pensando en el tiempo que hará mañana, y en lo que daría por una última cena.

La espera me aburre; enciendo la tele y consigo envenenar mi mente con anuncios que intentan vender audífonos de aspecto estúpido o vagas promesas de un cuerpo perfecto sin necesidad de esfuerzo alguno mientras sonrío al pensar que es una manera perfecta de desear que el tiempo pase lo más rápido posible a pesar de que al final del reloj te espere tu propia muerte. A pesar de todo, decido volver a la realidad y apagar la televisión.

Me tumbo en la cama mirando fijamente la puerta; la concentración es absoluta.
Me transformo en piedra, los párpados inmóviles, las manos heladas, el corazón aun latiente; no puedo permitirme perder un solo segundo del desenlace de la película que el crescendo de la banda sonora está anunciando.

De repente, silencio.

No lo había visto antes, pero al aparecer por la puerta sé que es él. Busco en su mirada un porqué que no alcanzo a encontrar; no parece buena ni mala persona, sus ojos no le delatan, y la paz de su rostro me hace sentir que no es sino un tío normal y corriente; podría ser un compañero de trabajo o el panadero de la esquina, pero sin embargo sé que es él, y que su nombre es Pablo.
Me observa en silencio durante unos segundos, y finalmente le oigo decir que es la hora de dar las buenas noches. Su voz y su presencia me atrapan; no queda mas que obedecer. Mi voz se entrecorta evidenciando el miedo que creía no sentir.

La luz se desvanece; no sé si mis ojos están abiertos o cerrados, si estoy viva o muerta.
El silencio es sepulcral, la oscuridad infinita, y no sé dónde comienza la realidad y acaban las ilusiones cuando siento girar la nada a mi alrededor.



El olor a sangre recién derramada me devuelve a la vida.
Consigo abrir los ojos; el tornado de mi mente ha dejado paso a un intenso dolor de cabeza que intenta ser mitigado con la presión de mis manos.
Mi cabeza; la sangre fluye desde mi cabeza, lenta pero continuadamente; mis manos relucen de un rojo brillante.

Consigo apartar lo suficiente el dolor para mirar a mí alrededor: no estoy sola, hay más gente aqui dentro, todos me miran con sorpresa, debían creerme muerta y por la manera en la que me siento comienzo a desear que así hubiera sido. Continúan mirando, pero nadie se acerca, la compasión parece no tener cabida en estas circunstancias.
La puerta se abre, y aparece Pablo. Su mirada parece irradiar luz, y su sonrisa congela los sentidos. En silencio reparte un cuaderno y un lápiz a cada uno de nosotros y tras hacerlo desaparece tras la puerta.

Nos miramos los unos a los otros, nadie comprende qué es lo que sucede ni se atreve a abrir el cuaderno hasta que en un movimiento completamente sincronizado abrimos el cuaderno y cada uno de nosotros puede leer en la primera página y escrito en mayúsculas: "RAZONES PARA NO MORIR".
Me parece poder escuchar el corazón acelerado de todos aquellos desconocidos mientras agarran y a duras penas consiguen garabatear palabra tras palabra en el cuaderno como si se tratara de un macabro examen.
Paso un minuto observando; bajo después la vista hacía mi cuaderno y me doy cuenta de que no sé qué escribir en él.

22 comentarios:

  1. Sigo sin haberme vuelto loca. Por si a alguien se le ha escapado la etiqueta, es sólo un sueño.

    ResponderEliminar
  2. Madre mía qué paranoia de relato, conste que está genial me recuerda a las películas de Saw un montón que por cierto me encantaron todas menos la última (por cierto siempre te metes con mis pelis favoritas ;P).
    Pues eso, que me recuerda a Saw mogollón, vaya sueños que tienes reina, yo los tengo más amables cuando los tengo, porque duermo muy profundamente por suerte, un besote guapa :****

    ResponderEliminar
  3. Pues suerte que era solo un sueño, menudo canguelo me entraba leyéndolo...Pero, oye, si un día de verdad se te aparece el tal Pablo libreta en mano, apunta en la primera hoja "seguir regalando a la gente mis escritos", lo haces muuuy bien. Besos!

    ResponderEliminar
  4. Pedazo de relato. Por suerte sí vi la etiqueta.
    Deambula Kafka (o alguno de sus seguidores) deambula por estas líneas tan sugestivas. Y eso me gusta.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta el relato y lo salvaje de las imágenes (las metafóricas que escribes y la fotografía que lo ilustra). Y sobre todo hacia el final, me gusta lo bien que lo rematas cuando no hay ningún buen argumento que escribir en ese cuaderno contra la muerte. Yo tampoco sabría que escribir y sin embargo vivo. Dos versos de mi ídolo Houellebecq: "No quiero vivir, pero me da miedo morir"

    ResponderEliminar
  6. Y los sueños...sueños son.
    Perfectamente relatado.
    Enhorabuena por despertar.

    Salu2

    ResponderEliminar
  7. Yo, después de acojonarme un rato, he visto la etiqueta. Tela... qué mal rollo de sueño. Has probado con los sueños eróticos o alguna movida más agradable? ;)

    Besines Neko.

    ResponderEliminar
  8. de impresión!!! regalanos alguno de estos de vez en cuando porque ha sido una experiencia genial!

    Por cierto, yo también escribo relatillos, la etiqueta es "a vuelapluma". A ver si te gusta alguno!

    Un saludo!!
    eloido

    ResponderEliminar
  9. Pues yo no había leido la etiqueta, así que ni te cuento el nudo que tenía en el estómago hasta que he leido los "comments".
    Más que sueño...pesadilla¿no?

    ResponderEliminar
  10. Una narración muy potente. ¡Menudo despertar!, supongo

    ResponderEliminar
  11. neko, terror me da de pensarlo, como bien dice otro comentario sería el perfecto comienzo de una peli de saw.... y te levantas bien?

    ResponderEliminar
  12. Llevo tantos años soñando cosas de este tipo que me despierto realmente feliz y descansada, para nada son sueños desagradables. Quién puede presumir de haber sido el protagonista de historias así sin daño alguno?

    El miedito lo pasan los que se atreven a dormir conmigo, porque además soy sonámbula, o antes lo era mas que ahora, y mis paranoias no se quedan en la cama.

    ResponderEliminar
  13. El relato es muy bueno. Eres artista. Creas.
    Los que de verdad pasarían miedo son los que pillaste antes de hacerte la foto, tus manos te delatan; bueno, pasarían miedo y... a mejor vida.

    ResponderEliminar
  14. Yo, al igual que JasJ, también he sido víctima de un ligero temor. Es lo que tiene. Son las 5:34, estoy tapado con una manta en una habitación en la que solo la pantalla del portatil irradia algo de luz. Por si eso fuera poco, tengo un armario detrás, con lo que ello conlleva.
    Nota mental: No leer historias chungas de neko en estas condiciones :p

    ResponderEliminar
  15. Vir Esta vez tengo que decir que las pelis de Saw no me disgustan, sobre todo las dos primeras, pero a partir de ahí ya me da la impersión de que decae mucho la historia y practicamente se dedican al morbo sin sentido, sangre y tripas para todos! Con la última te refieres a la que clasificaron como x y no pudieron exhibir en salas? esa la tengo pendiente, aunque sé que no me gustará.

    Por cierto que yo también duermo muy profundamente, demasiado! tengo una capacidad para dormir con facilidad y para soñar extraordinaria :)

    JasJ jajaja tomaré nota. Lo extraño es que le pusiera nombre al personaje dado que ni siquiera conozco a ningún Pablo en la vida real.

    Jordi Gracias por aclararlo :P. Tengo pendiente pasarme por tu blog, no me olvido y tengo mono, pero falta tiempo.

    Amando Como siempre no me queda mas que darte las gracias por tus palabras :)

    Hou Genial esos versos, me encantan!, tal vez los copie como descripción del blog. Lo peor es que si hubiera sido real creo que me pasaría lo mismo, qué escribir cuando cuesta encontrar razones de peso por las que hacerlo? creo que escribiría exactamente lo que me dices: Me da miedo morir.

    Toni Por suerte así es en algunas ocasiones, y por desgracia en otras, también. Si se tiene que cumplir alguno de mis sueños, que no sea este.

    Rune jajaja pues mira, si pudiera programar mis sueños intentaría que fueran mas variados, pero la verdad es que a lo largo de mi vida los sueños eróticos escasean, una auténtica lástima!! lo que podría disfrutar y en lugar de eso me pego "la noche" asesinando y siendo asesinada. Maldita mente enferma.....

    el oido Me encantará leer algo que hayas escrito, a ver cuando saco algo de tiempo, que últimamente escasea bastante en mi vida.

    pseudosociologa, Juana ya os lo comenté mas tarde... me levanto genial! con rabia de que terminén tan pronto.

    Pitt jajaja tranquilo, no he pasado la barrera entre la realidad y los sueños, debería tranquilizarte ya que me parece que no andas lejos :)

    Dani Así me gusta, leyendo mis entradas con un ambiente perfecto! Espera a que relate un día un sueño en el que yo soy la asesina...

    ResponderEliminar
  16. Ostia, menos mal que me ha dado por intentar escribir el comentario. Dos veces que me leo el relato y no lo entendía aún XD Así que un sueño. Así que Pablo ¿eh? ¿Y ya lo sabe el susodicho? Ya sé que es un sueño un poco escabroso, pero a mi me encantaría aparecer en el sueño de alguien, aunque sea encarnando a Freddy Krueger :)

    ResponderEliminar
  17. Ojalá supiera quién es ese Pablo, pero no conozco a nadie con ese nombre mas que el autor de un blog que de vez en cuando se deja caer por aquí, será él mi aniquilador?? no le pongo cara, así que puede ser...

    Tu tranquilo, si te meto en alguno de mis sueños seguramente moriré o morirás. Si llega el día ya te contaré, aunque es reconocer a alguien a quien no le pongo cara!

    ResponderEliminar
  18. Hola Neko, me equivoqué, me refería a la penúltima, no me acordaba de la que prohibieron exhibir en los cines, esa no la he visto, y la penúltima la dejé de ver porque vaya aburrimiento, con lo que me encanta la saga! Muas :*

    ResponderEliminar
  19. pues es un buen texto, sí. Y sí se entiende.

    ResponderEliminar
  20. Neko, si aún respiras... demuéstramelo.
    ¿Dónde habré leído esto?. Bueno lo dicho. Escribe algo que nos alegre la vida.

    ResponderEliminar

Si aún respiras... demuestramelo