martes, 8 de febrero de 2011

Desde la cobardía... una carta a mi madre

Ahora que se acerca tu cumpleaños quisiera mas que nunca acceder al lugar en el que guardas tus recuerdos, en el que los proteges como si se tratara de un secreto inconfesable o un tesoro que temes ser robado.

Entraría mientras duermes, a través de tus ojos; borraría de tu memoria las pocas lágrimas que te he visto derramar, y haría desaparecer el recuerdo de cada una que reprimiste y que a veces siento que derramé en tu lugar. Si pudieras prestarme tu fuerza, si pudieras confesarme dónde guardas todo aquello que te hizo sufrir y me enseñaras a esconder el pasado en un lugar en el que tampoco yo lo encontrara, no llegaría a ser la mitad de fuerte de lo que siempre me has demostrado ser.

Entraría cuando el pasado reposa y los sueños siguen tal vez resucitándolo de vez en cuando, pero necesitaría adentrarme tanto en tu mente que siento que una noche de sueños no sería suficiente para comprender, para arrancar al pasado todos los porqués, los cuándos ni los cómos, para perdonar que no supieras verme hasta que me hice de carne y hueso, para perdonar el jamás escuchar de tu boca un te quiero; para olvidar que no me enseñaras a pronunciar un te quiero, y que me faltara una mano que me ayudara a levantar.



Desearía que supieras que algo me impedía ser feliz; que fueron muchas las noches que accedí al mundo de los sueños con lágrimas en los ojos, y que durante un tiempo tan solo deseé un sueño eterno que me alejara de la soledad que me atormentaba.

Desearía que supieras que si no hubieras criado una cobarde de mierda que ni siquiera es capaz de haberte dicho nunca nada a la cara por miedo a verte sufrir, ahora no tendrías hija.

A pesar de todo, el pasado no es mas que una palabra. No tengo capacidad para guardar rencor ni creo que debiera hacerlo.
El tiempo pasa, y lo único que tengo claro es que aunque guarde dentro las palabras, te quiero como ningún hijo te podría querer.
Ojalá pudiera decirte tan solo esto último.

35 comentarios:

  1. Parece que me vaya superando a mi misma escribiendo entradas cada vez mas deprimentes, pero el pasado, escrito o no, no deja de ser pasado, y para mi lejos de un acto de "remover mierda" es una liberación.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo, yo también necesito escribir acerca de algunas cosas para sacármelas de encima.

    Cuando nos convertimos en padres quizá entendemos que no es una tarea fácil, y supongo, que a nuestros progenitores les pasaría lo mismo, nadie da un manual de funcionamiento con los bebés, ni tenemos una asignatura en la carrera para ser buenos padres. Eso no quiere decir que las cosas que las palabras no pueden expresar no estén ahí, y seguro que él lo sabía. Si gracias a él ahora tienes una hija, entonces tienes mucho que agradecerle.


    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  3. marikosan yo no tengo hijos :) de hecho no quiero tenerlos porque creo que sería una madre horrible, egoista y negligente.

    Te agradezco el comentario, ojalá fuera dedicado simplemente a una pareja despechada, pero iba dirigida a mi madre. De vez en cuando se me cruzan los cables y me olvido de escribir un fragmento de información valiosa. Arreglado, ahora sí no deberían haber dudas.

    ResponderEliminar
  4. Yo tampoco tuve una madre que me dijera te quiero, o me abrazara antes de ir a dormir. La mía es demasiado fria, aveces la comparo con un maldito muro. Pero ella fue quien me acogio en su casa cuando mi padre me abandono. Y eso vale más que cualquier te quiero o cualquier abrazo. Me alegro que te desahogues. Es una buena terapia. Animos guapa.

    ¡Besos enormes!

    ResponderEliminar
  5. Pues yo sí la tuve, cariñosa, comprensiva, viviendo por y para nosotras y ahora pago en ella todas mis frustraciones, y no puedo evitarlo.Y sé que fue, es y será mi única incondicional.
    Así que aunque solo sea tu incapacidad para el rencor, tiene mucho mérito.

    ResponderEliminar
  6. Soy madre y como tal me quito el sombrero ante este texto que escribes, que lejos de destilar rencor, nos deja el sabor de las querencias y de la honestidad de un corazón noble.
    descubrí tu gran corazón y honestidad a través de tus blog, de esto hace ya algún tiempo, pero la entrada de hoy, neko tiene tantas lecturas positivas que me resulta imposible irme de tu casa sin abrazarte y darte las gracias en nombre de muchas madres del mundo. Sabes?, no quieres tener hijos, y tu carta bien podría ser la de una madre que comprende los "huecos" que a veces deja un hijo.
    Tu generosidad es admirable.
    rte has ganado mi reconocimiento, mi aplauso y mi cariño.

    ResponderEliminar
  7. He pensado que era a tu padre, de cualquier modo, no creo que fueras asi como madre, yo misma pensaba que sería un desastre y aquí estoy, haciéndolo lo mejor que sé o que puedo. Seguro que tu madre también te ha querido, hay personas muy frías que jamás demuestran nada, pero una madre quiere al ser que ha llevado dentro. Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  8. Lo primero, me alegro de que te sirva de liberación escribir ciertas cosas. Es una sensación que al menos a mi me sienta genial. Desde luego no sé qué es lo que ocurre, pero callarse lo que necesitas decir a alguien es malo. Soy el menos indicado para decir eso, pero sobretodo deberías decirle lo último, aunque seguro que lo sabe. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. A mi tampoco me lo enseñaron mis padres, me lo tuvo que enseñar alguien que encontré en la calle...y como todo lo que aprendes de mayor, no se te queda igual :). En cualquier caso, aunque al principio eres algo más torpe que el nativo, se puede llegar a un nivel de desempeño más que adecuado.

    ResponderEliminar
  10. Sincero y amargo pero con ansias de esperanza. Creo que pocas veces en la historia debe haberse notado más que ahora el escalón generacional. Creo que la mayoría de los que rondamos la cuarentena y cuyos padres nacieron en la postguerra podemos sentirnos identificados contigo. A ellos no les enseñaron tampoco ni tuvieron tiempo de darse cuenta, la tentación de culparlos es muy fuerte y sucumbimos a menudo de forma injusta. Un muro nos impide hablar con ellos de sentimientos y sólo podemos decirles a otras personas lo que sentimos respecto a ellos. Ellos en su mundo nosotros en el nuestro las más de las veces ambos incapaces de romper el hielo, a ver si el cambio climático trae por lo menos esa consecuencia buena.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. muy hermoso y demasiado triste... mi madre tiene un caparazón de hierro, pero dentro de el se que su corazón es de mantequilla, por eso le perdono cada día su falta de emociones porque se que para ella nosotras (sus dos hijas) somos lo primero...

    ResponderEliminar
  12. Enhorabuena por tan impactante carta abierta a tu madre. Y gracias por compartirla. Me has hecho pensar y sentir. Estoy casi seguro que habrás tenido dudas para publicarla, pero por otra parte compartirla te habrá liberado. Permíteme que te diga que tienes una redacción brillante y clara donde cada palabra encuentra el sitio exacto donde reposar. "desearía que supieras..."Es un párrafo fuerte. Mucho. Te reconozco valor.
    Me gustaría despedir este comentario con el consabido abrazo, pero lo que no sabes es que, desde que has leído la primera linea del mismo,
    dos invisibles brazos te han rodeado y sólo ahora
    te sueltan.

    ResponderEliminar
  13. Un saludo Neko.

    Al final, cuando alguien se va, es posible que se queden cosas en el tintero. De todas formas sea lo que fuere que quisieses haberle dicho, es muy probable que ya lo supiese. Las madres son así.

    ResponderEliminar
  14. Serías una madre horrible, egoista y negligente. Tal vez, pero muy sincera y eso es una cualidad necesaria e imprescindible para ser una buena madre o padre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Pepe Mi madre es relativamente joven, está vivita y coleando, y espero que sea así durante muchos muchos años

    el grito dude, dude mucho de llegar a publicar este escrito o guardármelo simplemente para mí. Supongo que el guardarlo hubiera sido una decisión mas sencilla, pero de alguna manera compartirlo me sigue haciendo libre.
    Gracias por el abrazo, aunque en la distancia, siempre abrigan un mal día.

    ResponderEliminar
  16. Lo que más mola de un blog es usarlo para liberarse de cosas. Al escribir las cosas parece que según se van plasmando en un papel o pantalla comienzan a deshacerse en minúsculas partículas y nos pesa menos lo que antes pesaba tanto... ;)

    ResponderEliminar
  17. Uhmm. ¿Qué decirte? Miro mis tiempos como enano y tengo la total certeza de que mis padres han cometido cientos de errores, que han sido incapaces en ocasiones de presentar empatía y de intentar entender mi tiempo. Nada traumático por suerte. Casi nunca les he recriminado todas las cagadas que hicieron. Imagínate lo que debe ser que un hijo te exponga punto por punto las cosas que has hecho mal, que te des cuenta de ello con la angustiosa sensación derivada de saber que no vas a poder cambiar el pasado.
    En fin... Saludos neko.

    ResponderEliminar
  18. siempre escribir nos salva de algún modo neko.
    siempre es necesario ... al menos libera porque sino nos quedariamos aprisionando todo aquello que debemos dejar ir

    no se de que modo
    si de tajo o erráticamente
    pero es necesario ir dejando las cosas... es mejor que arrastrarlas.


    Tu madre debe ser una presencia muy fuerte y mas si la valoras...tanto
    yo a la mia la quiero ... pero es tan terrible no poder decirlo si no te acostumbraron...
    es un tanto complicado o quizá menos de lo que es pero ya sabes uno que es "rarita"

    ResponderEliminar
  19. como bien dices, si aún respiras demuéstramelo.
    hay muchas maneras de hacerlo


    gracias por tu visita
    gracias por tus palabras

    ResponderEliminar
  20. neko...

    Has confundido a toda la audiencia...jeje.

    Y la destinataria sin enterarse. Eres fantástica...y mala a la vez!

    Salu2

    ResponderEliminar
  21. Por experiencia, te puedo comentar que la relación con una madre puede variar a lo largo de los años, y en muchos casos, mejorar, bien sea porque ella está más receptiva a cambios o porque la vida nos une en momentos chungos.

    Lo más importante es deshacerse del rencor, y valorarla y quererla como la quieres; seguro que ella también estará ahí acompañándote, para lo bueno, y sobre todo, para lo malo.

    Besitos :***

    ResponderEliminar
  22. Descargarse siempre es algo necesario, luego si no vienen los sustos y problemas, ojala todos hablaran sinceramente, sin esconder pensamientos y sentimientos...
    Los padres, esos eternos incomprendidos, que al parecer no consiguen después de tantos años de existencia encontrar el manual idóneo...
    Un beso Neko
    siempre es un placer pasar por tu casa nena

    ResponderEliminar
  23. Genial escrito. Lo haces muy bien. Y la foto no tiene nigún desperdicio... Me gusta tu blog.

    ResponderEliminar
  24. Cris He podido aprender que el que no se pronuncie un te quiero no significa siempre que no exista, pero hay muchas veces en la vida que es tan necesario el tener hechos y no solo suposiciones que cuesta verlo.

    pseudosociologa Yo a mi madre soy incapaz de levantarle la voz o de defraudarla lo mas mínimo. A veces pienso que las dos fuimos un poco madre de la otra, y bueno, no crio una niña feliz, pero sí ha conseguido ver una hija que lo es, así que, qué podría reprocharle? estoy agusto conmigo misma, y para bien o para mal cada vivencia me ha marcado y me ha hecho como soy.

    Milu Sabes que siempre me emocionan tus palabras?? no sé que mas decirte mas que gracias por cada una de las palabras que me has escrito. Gracias.

    marikosan hay personas que son frías porque la historia las ha hecho así. Cuando te toca criar a tus hijos en unas condiciones desfavorables, a veces es dificil poder ofrecer algo tan sencillo como el cariño.

    Erik Es como hablar con "desconocidos", lo entrecomillo porque cada vez puedo considerar menos conocidos a la gente que se pasa por aquí cada vez que escribo algo.
    Como digo en el mismo escrito, ojalá pudiera simplemente decirlo, pero sentiría hasta verguenza de decir algo así, cómo se puede sentir verguenza de decir que quieres a alguien que quieres?

    Nusa me ha encantado eso que has dicho, porque a mi me pasó igual, me lo tuvo que enseñar alguien de fuera, y lo hizo bien, pero nunca queda igual :)

    El quinto Yo solo puedo culparlos de la falta de comunicación, de tantos secretos que siento que nunca podré desenterrar, de nada mas, pero tienes razón, el cambio generacional es muy grande, ahora mismo tengo mucho mas de lo que ellos jamás tuvieron, y en parte me siento culpable de que sea así, y no sé por qué.

    ResponderEliminar
  25. Juana para mi madre sobre todo sus dos hijas son lo mas importante también, y yo lo sé, pero....
    Tengo el síndrome típico de hermano mediano. Mi hermana siempre fue la mimada y mas necesitada de cariño, pero incluso mi madre me ha reconocido que nunca me ha dado tanto como a ella porque siempre he sido mas independiente y fuerza que ella. Es justo eso lo que no sabe, que aunque yo no lo pidiera a gritos, también lo necesitaba, como cualquier niño, no mas.

    Rune Es como un diario, pero a diferencia de cualquier otro que he intentado tener mas físico, este no será leido por nadie (o eso espero o me dará un ataquito!!!)

    Dani Yo nunca les he recriminado nada porque dudo que lo hubiera sabido hacer mejor que ellos, y porque no me gusta recriminar a nadie, qué ganas con ello? liberarte? mejor liberarse escribiendo...
    A mí lo que mas pena me da es el sentir que no puedo hablar de ciertas cosas con ellos, por miedo a ser juzgada, o verguenza injustificada, o por no abrir antiguas heridas.

    Jo Todo lo malo que guardamos dentro crece y crece sin remedio. Hay gente que vive tras una máscara por no atreverse a sacar nada dentro, y yo, no quiero máscaras.

    camino Sí, hay muchas maneras, y las palabras no son la única opcion :)

    Toni como he dicho arriba, dude en publicar este texto, eso no me hace menos "mala"?? jajaja no era mi intención, pero sé que los escritos tan personales son mas difíciles de comentar. Lees algo y piensas ¿y qué contesto yo a esto? la respuesta es sencilla, si no tienes nada que comentar, no hace falta hacerlo, no estamos aquí para suplicar comentarios, sino haciendo algo que nos gusta o ayuda.

    Trinity Yo también lo he comprobado. Simplemente con salir de casa, y dejar atrás los problemas de la convivencia, todo cambia, hay mas distancia y sin embargo mas unión. Es curioso.

    irene Son tan incomprendidos los padres como los hijos. Los padres por qué no saben qué hicieron mal y los hijos porque dan por hecho que algunas cosas deberían haberlas hecho de otra manera. Mucha gente tiene hijos sin pensar en el trabajo que ello conlleva, que no es un hobbie que te ocupe un rato cada día, que es algo que debería ocuparte el 150% del tiempo si fuera necesario.

    rombo Gracias! al final me creeré que escribo bien...

    ResponderEliminar
  26. El cariño no siempre se demuestra con un beso o un abrazo y el no tener estos, también puede ser culpa del que no sabe ganárselos o reclamarlos.

    A veces las abuelas dan a los nietos todo el cariño que no le supieron dar a los hijos, la vida enseña poco a poco.

    ResponderEliminar
  27. Desde luego que sí, pero hasta que punto se puede hacer responsable a un niño de algo así?

    Muchas otras veces es el entorno el que no ayuda.

    Es algo normal intentar no caer en los mismos errores que nuestros padres, pero sin embargo creo que hay mas casos de padres que repiten esos errores a los que los evitan.

    ResponderEliminar
  28. Hola Neko. No has puesto el dedo en la llaga a las madres. Es difícil ser madre, eso lo tengo claro, no hay un librito con istrucciones que seguir. Muchas veces me cuestiono y eso, ellos (Daniela y Miguel) no lo saben. Alguna vez pensé como vos, en que sería mala madre. Y aquí me tienes, ya con 19 años de madre...solo espero que algún día mis hijos me digan si lo hice bien...

    Un saludo enorme Neko. ( me hiciste pensar mucho)

    ResponderEliminar
  29. Muy bonito neniña. La verdad es q a las madres siempre habría tantas cosas q decirles y q por desgracia no se hacen. Pero mírate, por lo menos has conseguido desahogarte. Eso siempre es bueno.

    Por cierto muy mal esa frase de "un tiempo tan solo deseé un sueño eterno que me alejara de la soledad que me atormentaba".....

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  30. Yo he perdido una gran madre, y no puede decirle todo lo que mi corazón guardaba, esta hubiera sido una buena carta para ella.

    Besos.

    ResponderEliminar
  31. Te debía una canción...Espero que te agrade.

    http://www.youtube.com/watch?v=FMJiddb1QjQ

    ResponderEliminar
  32. Creo que has hecho un desnudo integral de tu alma. Es como una liberación de sentimientos que jamas te decidiste a gritar a los cuatro vientos. Ahora en este momento, supongo que sera igual que cuando te das una buena ducha de agua templada con gel de aloe vera o de rasas, o del aroma que te guste por decir algo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Luna Al fin y al cabo conservar bonitos recuerdos es importante, pero si en el presente son felices, es que supiste hacerlo bien. Yo a pesar de todo así lo considero.
    Gracias por la canción!!! :D

    bitelino Y yo me pregunto, porque no lo hacemos? las tenemos ahí, sabemos que nos quieren lo demuestren o no, y sin embargo muchas veces parece haber un muro entre ellas y nosotros.

    Muy mal, sí, pero cuando se tarde demasiado tiempo en encontrar una salida, acabas perdiendo la esperanza. Sigo dando gracias a mi cobardía, hubiera perdido demasiado, lo mejor de mi vida, pero eso solo ahora soy capaz de darme cuenta.

    Ex-compi El miedo que tengo es arrepentirme un día de no haberle podido decir lo que la quiero y todo lo que me ha enseñado. Tal vez el tiempo me de fuerza para hablar.

    Basilio Así es :), no podría haberlo descrito mejor. Un saludo.

    ResponderEliminar
  34. Suelen decir que quien más te quiere te hace también llorar muchas veces.
    En cierta forma me siento un poco identificada con tu carta, yo ni siquiera soy capaz de escribirla en un lugar donde ella no pueda verla.
    Pero creo que no decir todas esas cosas demuestra más coraje del que crees. No es fácil aguantar y callar ciertas cosas simplemente por no hacer daño a quienes queremos, creo que eso no es de cobardes, porque lo fácil muchas veces es desahogarse y soltar todas la mierda que nos hace daño.

    ResponderEliminar
  35. A veces no es necesario decir nada. Las palabras que llevamos acumuladas se nos escapan en nuestros gestos, en las miradas, en todo lo que hacemos e incluso en todo lo que proyectamos. Una madre siempre sabe que sus hijos la padecen y la quieren. Indisolubles ambas :)
    Saludos

    ResponderEliminar

Si aún respiras... demuestramelo