jueves, 2 de septiembre de 2010

Mi Banda sonora (II)

El año que cumplí 14 años mi familia me sorprendió regalándome un disco. Al ver la inconfundible forma del regalo no podía sentirme mas feliz, rebosaba alegría, nunca había podido comprarme un disco ni me habían regalado uno. Se hubiera tratado de un regalo mas para cualquiera, pero no lo era para mi.

Cuando abrí el regalo me encontré con el disco Romances, de Luis Miguel, y al verlo no pude reprimir las lágrimas. Intentando disimularlas como pude y sin mas palabras, cogí el disco y lo puse en la máquina para que todos pudieramos escucharlo.

En el momento en el que pude quedarme sola fui al baño, y en silencio y mirándome a los ojos, con la gargánta ardiéndome amargamente derramé todas aquellas lágrimas que se habían quedado atrancadas dentro de mi. Cuando salí llevaba los ojos enrojecidos pero nadie pareció darse cuenta. Nadie pareció darse cuenta de que aquel disco que me habían regalado lo hicieron dejándose aconsejar por mi hermana, y que era el disco que tanto ella como mi madre querían pero que yo jamás hubiera deseado.



Años después escucho esta canción y todo ha cambiado. Sigue sin gustarme, pero recuerdo la anécdota con humor, no puedo hacer mas, pero nunca podrá dejar de recordarme la amargura y soledad que sentí en el momento en el que escuchaba este disco.

Va a ser verdad que los niños son egoistas y crueles...

Si alguien se lo pregunta, creo que sí, odio a Luis Miguel. A alguien hay que echarle la culpa.

24 comentarios:

  1. Te entiendo perfectamente, a mi nunca me han gustado las muñecas y como regalo del amigo invisible mi mejor amiga me regaló una, ella que lo sabia desde siempre! creo que le resulto mas barato o más fácil. imagina cuando abri el paquete: me quería morir!!! en fin.... como tu dices ahora es solo una anécdota.

    ResponderEliminar
  2. Hola chiqui qué putadilla tía, pero seguro que pensaron que te iba a gustar..
    Tú haces como yo que tampoco lloro delante de la gente, cuando me pillo un disgusto me aguanto y luego me caen unos lagrimones a solas!
    A mi el regalo más raro por llamarlo de alguna manera fue un paragüero, precioso de la muerte pero chica yo qué sé, tenía como 20 años y me pareció más apropiado para mi abuela, pero bueno! un bsito

    ResponderEliminar
  3. Yo también recuerdo mis crueldades infantiles y son como un castigo que paga el adulto en el que me convertí. Menos mal que aún puedo reparar algo. Por lo demás, no es mala idea culpar a Luis Miguel.

    ResponderEliminar
  4. Por suerte el tiempo pasa. Aunque un cierto regusto a amargura no puede abandonarnos cuando se recuerdan estas cosas, el paso del tiempo hace que podamos sonreír...
    La verdad es que es una faena.

    ResponderEliminar
  5. Estaba leyéndola y me sonaba, me sonaba... Esta entrada no es nueva ¿no? Yo también reciclo las mías. Me dio rabia ponerme en tu situación entonces y me da rabia ahora. Esas cosas no se hacen hombre... En fin, supongo que son cosas que no se olvidan, aunque sean chorradas. El detalle es el detalle, vaya poco detalle tuvieron tu madre y hermana (con perdón).

    ResponderEliminar
  6. El problema es que los adultos dan por hecho que los niños no tienen sentimientos profundos, solo rabietas fugaces fáciles de endulzar...
    Buen post amiga...

    Salu2

    ResponderEliminar
  7. El problema es que mi hermana pequeña, como buena hermana pequeña de 12 años, me odiaba profundamente (para no ser cruel, decir que tambien que me quería a partes iguales, había un extraño equilibrio amor-odio)

    Juana Yo tampoco he tenído nunca muñecas ni juguetes de niña, y así he salido que dicen que parezco un machorro, en fin....

    Vir Mi hermana sabía que no me iba a gustar :), y mi madre quiso creer que si porque ella quería ese disco.

    Houellebecq Pues entonces creo que yo me he ganado el cielo en mi niñez, porque era mas vegetal que humano. Seguiré culpaldo a Luis Miguel...

    Amando Lo peor es que se me haya quedado ahi dentro este día de cumpleaños como no lo han hecho otros. Una lástima.

    Raúl esto.... si, la había escrito hace tiempo, pero la tenía en borradores, eres hacker o algo así?? ta vez la metí en el blog de probatinas sin darme cuenta, pero vamos que no era reciclada, aun no he reciclado nada de mi otro blog! publiqué esto finalmente despues del tochazo tutorial de un rato antes para que no quedara esto tan abandonado.

    Toni Creo que eso que dices es muy cierto, siempre tendemos a ver a los niños como criaturas con distintos sentimientos que nosotros, queremos creer que todo lo olvidarán y que se les puede prometer la luna cada noche porque cada mañana lo habrñan olvidado, y no es así

    ResponderEliminar
  8. Creí que se había guardado el comentario. En fin, escribo de nuevo: No tienes de qué asustarte, ni entiendo de informática ni, aunque entendiera, me daría por espiar a la gente. Me has descolocado, no sé cómo ha podido ser, de lo que estoy seguro es de que he leído esta entrada antes, hace poco, supongo que en este blog, claro. Estoy seguro de ello. Qué misterio :S

    ResponderEliminar
  9. Oh! a mí me ha pasado algo parecido con algún regalo... Y también me regalaron ese disco!!!

    Oo

    El caso es que me sé esa canción de memoria. Tiene tela...

    ResponderEliminar
  10. Jo, tu blog tiene muy buena pinta. Voy a tener que leérmelo entero... Aghs. No tengo tiempo. Odio los blogs. :)

    ResponderEliminar
  11. Eso pasa muy a menudo cuando se trata de discos, libros, pelis o similares... dan lugar a muchas confusiones.
    Yo también odio a Luis Miguel, cada vez que veo en algun centro comercial su clásico CD "Luis Miguel busca una mujer" se me pone la carne de gallina... probablemente una de las portadas más jodidas de la historia...

    BS

    ResponderEliminar
  12. ajajajja, genial, ya me disculparás pero menudo hartón de reír con el trauma.

    Pero no, ni es egoísta ni cruel, ni es sólo cosa de niños. Quién no tiene la típica horterada en plan "recuerdo de Benidorm" escondida en un cajón y que solo se saca cuando viene de visita el gñán que te la ha regalado? (aparte de mí, que no tengo amigos)

    ResponderEliminar
  13. Bendito Homer, me acabo de acordar de cuando le regaló a Marge la bola de jugar a bolos con su nombre XD

    ResponderEliminar
  14. Rune Siento en el alma que a ti tambien te lo regalaran, de verdad!! y si, yo también me se la letra.... he probado a borrarla, pero nada que no se va.

    Mr.Riffic Acabo de buscar la portada que me has dicho, y no sé por qué lo he hecho, creo que ahora tendré que sacarme los ojos, que horror!!

    JasJ Me alegro que disfrutes!! jajaja tranquilo que no me ha quedado ninguna tara por ello, solo un poco de odio a Luis Miguel. Yo aqui si que diría que fue egoismo puro y duro mi hermana pequeña QUERIA ese disco, y desde luego fue lista de cojones porque acabó consiguiendolo! :)
    Tienes razón que es como lo de Homer!!!!!! jajaja

    ResponderEliminar
  15. Desde luego eres original. Casi nadie pondría un video de un cantante que odia. Y pocos confiesan, como tu lo haces, temas dolorosos. Tienes alma de artista. ¿Sabes por qué no es fácil acertar con un regalo para una persona joven? Porque la juventud sabe lo que no quiere antes de saber lo que quiere. Mejor que recordar desencantos pasados piensa que los jóvenes sois los maestros del entusiasmo y de la esperanza. Por favor, alégranos la vida, tu que puedes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Pitt Tristán Gracias por pasarte por aquí.
    Es verdad, el video no me gusta, pero yo solo he tenido la oportunidad de elegir parte de la banda sonora que forma mi vida, el resto me he venido impuesta, pero ahí sigue estando, no puedo eliminarla, y aunque pudiera ni siquiera querría hacerlo. Alguna vez (pocas) dejo ver que hay algo de luz al final del tunel.

    ResponderEliminar
  17. Al hilo de lo que habláis en los comentarios, precisamente estaba pensando (un día de estos, cuando reúna ganas) exorcizar mis demonios sacando a la luz las canciones y artistas que más aborrezco. ¿Cuáles son los tuyos? (Aparte de Luis Miguel XD)

    Yo también he buscado esa portada... lo que me he reído.

    Y oye, Neko, sigo sin saber cómo pude haber leído el post antes de publicarse ¿? espero que realmente no pienses que soy un hacker o algo así. Palabra del niño Jesús de que estoy más perplejo que tú.

    ResponderEliminar
  18. Buah Neko ya se que ya ha pasado, pero me pongo en tu piel y pff.. que mal te tuviste que sentir y que poco valorada.. Yo por otras cosas me sentido así y es cuando me cagado en la consideración de los demás y procuro no ser como ellos y no provocar esa sensación a nadie..

    Besitoos!

    ResponderEliminar
  19. Bufff que horas para meterme en el blog...

    Raul Por qué lo has hecho... por qué has buscado esa portada! has podido dormir hoy?? jajaja
    Pues mira, hace un par de días viendo mierda musical en mi ordenador en el cual tengo que hacer limpieza quería contar las maravillas que me encontraba. Supongo que el number one de mis odios van en contra de Paulina Rubio, aborrezco su voz, su música, como menea el culo y su cara de comep.... Supongo que los tios lo veréis de manera distinta!

    Spike Por suerte, el tiempo pasa y todo queda en simples anécdotas. Decir además que los catorce es una mala edad, todo afecta mucho mas.

    ResponderEliminar
  20. No creas, a mi tampoco me cae nada bien Paulina Rubio. En cuanto a su físico... vale, tendrá buen culo, pero en conjunto prefiero a Shakira. Me refiero al físico, porque la música de Shakira, aunque distinta, tampoco me gusta.

    ResponderEliminar
  21. Me he reido, no de ti obvio, es que es tan cierto...hay gente que regala lo que le gustaría que le regalaran y se quedan tan anchas, suele pasar con la musica y con los libros..... que tengo en mi pequeña biblioteca alguna cosilla que.....
    tendria que ir al lavabo más a menudo.

    saludos.

    ResponderEliminar
  22. Los regalos, que deberían ser muestras de aprecio y entendimiento entre dos personas, a veces se convierten en todo lo contrario: elementos de discordia. Siempre me ha parecida graciosa esta contrariedad xD

    ResponderEliminar
  23. Es el problema que tienen los regalos: Te suelen regalar lo que les gusta a ellos, y no lo que te gusta a tí.

    ResponderEliminar
  24. Bueno, yo tuve una adolescencia de no parar de llorar por cosas así de tontas, pero es que le ponía tanta ilusión a todo y mis expectativas eran tan altas que cualquier desajuste se lo llevaba todo al traste.

    ResponderEliminar

Si aún respiras... demuestramelo